Aprendizaje III – Dojo

s05-23-case-of-the-missing-takoyaki-tendo-house-meeting

La intención de esta entrada es cerrar, por el momento, el tema del aprendizaje. Las dos entradas anteriores se pueden consultar aquí y aquí.

Hace un tiempo entendía que el Dojo era un espacio físico en el cual se podía aprender mediante la practica. Con el tiempo la forma en la que veo este concepto ha cambiado, ahora creo que un Dojo es un grupo de personas con metas e ideales en común.

El Dojo se auto organiza a partir de unas reglas claras que todos conocen. Un buen Sensei tiene la habilidad de definir lo que es deseable en el Dojo y adaptar esta guía para reflejar su progreso y el de sus alumnos, esto es lo que nos permite identificar que arte marcial se practica y ayuda a los estudiantes a saber si es el camino que quieren seguir.

En un Dojo los Senpais son fácilmente identificables, por lo tanto los nuevos miembros del grupo saben a quien acudir en busca de ayuda. Cada Senpai es consciente de su grado de responsabilidad con cada persona y esto ayuda a que la línea del Dojo se mantenga incluso cuando el número de personas aumenta.

Esta estructura puede ser adaptada por organizaciones, equipos de trabajo, etc. Algunos de los beneficios que se pueden obtener al hacerlo son:

  • Escalabilidad: Existe una línea central respecto a las prácticas del equipo pero es responsabilidad de todos los miembros velar porque estas se mantengan.
  • Coherencia: Al distribuir el control entre todas las personas se facilita la creación de varios equipos que mantengan los valores de la organización.
  • Innovación: Este ambiente facilita la creación de cosas nuevas a partir de las bases que todos comparten.
  • Crecimiento individual y como equipo.

Llegar a un ambiente que brinde dichos beneficios requiere trabajo constante, algunos de los requerimientos que deben cumplirse son:

  • Excelencia: Si no existe un trabajo consciente y disciplinado se pueden transmitir malas prácticas a todos los miembros del grupo.
  • Flexibilidad en las reglas: Las reglas deben ser claras pero adaptables, de lo contrario es poco probable que se genere nuevo conocimiento.
  • Confianza: Se debe crear una relación de confianza entre todos, debemos ver que lo que entrenamos funciona y es algo a lo que vale la pena invertirle tiempo.
  • Aceptar la incertidumbre: Querer tener todo bajo control desgasta a todas las personas de la organización y nos desvía de la realidad.

Combinando los elementos de estas tres entradas del blog es posible llegar a ambientes de trabajo bastante interesantes y productivos, al menos a mí me ha funcionado. Mi intención al escribir esto es que ayude a alguien más, cualquier duda, comentario o sugerencia será bienvenida. Muchas gracias por leer y nos vemos en el próximo capítulo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s